miércoles, 9 de abril de 2014

OTEIZA ARQUITECTO



De todos es conocida la relación de Jorge Oteiza con la arquitectura. Ejemplos de ello son sus colaboraciones con arquitectos como Oiza, Fullaondo y en este caso con Luís Vallet. Bien conocidas son sus intervenciones en la Basílica de Nuestra Señora de Aránzazu, el proyecto de la Capilla para el Camino de Santiago, por el que obtubo el Premio Nacional de Arquitectura en el año 1954 con Sáenz de Oiza y Romany con Fullaondo en el proyecto de cementerio de Ametzagaña en San Sebastián.
Jorge Oteiza construyó una única obra arquitectónica, que se encuentra al borde de su desaparición en la localidad de Irún. Se trata de una obra de Oteiza de la que no se tenía referencia hasta este momento.